Antioxidantes naturales versus artificiales:
No todo lo que brilla es oro…

 

Nuestro cuerpo envejece y los agentes externos como el cigarrillo, el sedentarismo, la contaminación y, por sobre todo, la mala alimentación, aceleran este proceso; sin embargo, retardarlo está en nuestras manos. Los encargados de esta tarea son los antioxidantes, pero  tiene que saber cuál es el que mejor cuida su salud. Aquí la respuesta.

 

antioxidanteMantener una dieta equilibrada es importante para mantener un cuerpo sano. Evitar el deterioro de la piel y el organismo es una tarea que día a día debemos tener presente, ya que éste se ve enfrentado a una serie de elementos que provocan la oxidación celular, y el no cuidarlo aumenta las probabilidades de padecer enfermedades degenerativas. Pero la naturaleza es sabia, y en este caso, lo que nosotros mismos restamos a nuestro cuerpo, los alimentos naturales lo devuelven, siendo los antioxidantes un gran aliado en esta protección.  

Como explica la Doctora Sandra Hirsch, del Instituto de Nutrición y Tecnología de Alimentos, de la Universidad de Chile (INTA), “los antioxidantes son sustancias naturales o artificiales capaces de neutralizar aquellos productos oxidados de nuestro cuerpo que el organismo no requiere y que pueden ser tóxicos. Los antioxidantes de los alimentos son esenciales para mantener el estado oxidativo normal de un individuo”, señaló.

Muchas veces hemos escuchado hablar sobre lo importante que es mantener una dieta equilibrada, pero ¿sabemos qué efectos provocan en el organismo las sustancias que se encuentran presentes en nuestra alimentación? Si mantenemos una dieta donde el principal componente son las frutas y verduras, estaremos ayudando a nuestro cuerpo a no acelerar el proceso de oxidación. “En  general los antioxidantes provienen de una dieta rica en  vitamina C, tocoferoles (vitamina E), carotenoides, polifenoles y selenio, entre otros.   Estudios epidemiológicos han asociado que dietas ricas en antioxidantes disminuyen las enfermedades crónicas, como las cardiovasculares o el cáncer”, comentó. Sin embargo, también indica que estudios prospectivos sobre suplementación con antioxidantes no han demostrado beneficios, más aún, pueden tener efectos adversos.

Naturales v/s Artificiales

Consumir antioxidantes a través de las comidas es una importante fuente de abastecimiento, sin embargo, la cosa cambia cuando hablamos de suplementos artificiales, los que muchas veces son consumidos sin indicación médica y sin saber qué tan efectivos son. La doctora Hirsch señala que cuando los antioxidantes se consumen como parte de una dieta saludable son beneficiosos, pero como suplemento pueden aumentar el riesgo de enfermedades crónicas, especialmente el cáncer, lo que se ha demostrado –por ejemplo- con el consumo artificial de beta-caroteno. “Existen estudios que han demostrado que la suplementación con beta-caroteno, así como con vitamina A y E, aumentan la mortalidad. Muchos antioxidantes son capaces de tener efectos beneficiosos y adversos en el organismo, dependiendo de la condición fisiológica del individuo y de la dosis”, cuenta. De esta manera, los suplementos de antioxidantes no reemplazan a los naturales y sólo pueden ser indicados cuando se sufre alguna deficiencia vitamínica en particular.

 

Malos amigos

Cuando nuestro cuerpo se empieza a deteriorar o comenzamos a padecer ciertas enfermedades,  puede ser producto del aumento de radicales libres en el organismo. Éstos  átomos maliciosos que en su mayoría están compuestos de oxígeno y otras sustancias, se comportan de manera reactiva e inestable, ya que cada vez que nuestro sistema metabólico se encuentra procesando alimentos, el que posteriormente será transformado en energía, se liberan provocando daño celular, disminuyendo el sistema inmune y cambiando la conformación genética. Por otra parte, existen también agentes externos que aceleran estos procesos de oxidación, como la radiación y la contaminación.

¿Eterna juventud?

Puede que sea porque estamos bombardeados de información, pero lo cierto es que no toda la que se entrega se apega a la realidad, al menos en este caso. No se ha demostrado científicamente que los suplementos de antioxidantes detengan el envejecimiento natural de nuestro cuerpo; éste beneficio sólo lo entregan los agentes naturales que se consumen en la dieta, y que además ayudan a prevenir enfermedades como las cardiovasculares. “Esta dieta permite un equilibrio metabólico que impide que se produzca un aumento de sustancias deletéreas para el organismo incluyendo los radicales libres”, concluye la especialista.

 

  • Tome nota, y proteja a su organismo.

Principales Antioxidantes presentes en los alimentos:

 

Ácido elágico, con propiedades antioxidantes y hemostáticas. En algunos países se utiliza como suplemento alimentario atribuyéndole propiedades antitumorales

 

Frutilla (Fresas), Frambuesa, Cerezas, Uvas, Kiwis, Arándanos, Bayas

Carotenoides. Los alfa y beta carotenos son precursores de la vitamina A y actúan como nutrientes antioxidantes. Son los únicos carotenoides que se transforman en cantidades apreciables de vitamina A.

 

Zanahoria, Tomate, Naranja, Papaya, Lechuga, espinacas...

 

Catequinas. El té verde según las últimas investigaciones es clave por su alto contenido en catequinas y polifenoles, que actúan como antioxidantes y activadores del metabolismo.

 

Té verde, Cacao...

Cinc, Cobre, azufre, selenio y manganeso, para la piel y buenos antioxidantes en general... el cinc puede llegar a ser hasta afrodisíaco según algunas fuentes.

 

Gérmenes de trigo, levadura de cerveza, cangrejo, pipas calabaza o girasol, ostras, carne, legumbres, Frutos secos, cereales, cacao

Coenzima – Q. Mucho más que un antioxidante, pieza clave del metabolismo celular.

Carne, vísceras, pescado, sardinas cacao

 

Hesperidina, también con acción diurética y antihipertensiva de la hesperidina

Cítricos, limón, naranja, etc.

 

Isotiocianatos, pueden suprimir el crecimiento de tumores mediante el bloqueo de enzimas.

Coles, brécol, calabaza, mostaza, nabos, berros..

 

Isoflavonas, se relaciona como aliado contra enfermedades cardiovasculares, osteoporosis y de cánceres dependientes de hormonas como el de mama

Soja y derivados .. En mucha menor cantidad: té verde, guisantes, lentejas, garbanzos cacahuetes...

 

Taninos, también muy potentes para limpiar nuestras arterias (consumo moderado de vino tinto)

Vino tinto, uvas, lentejas

 

Vitamina E. La Vitamina E es el clásico antioxidante que protege a las células de agresiones externas del tipo: contaminación, pesticidas, humo del tabaco

 

Palta, nueces, maíz, aceites vegetales, germen de trigo cereales

Fuente: http://www.euroresidentes.com/Alimentos/salud/antioxidantes.htm

 

Calculadora IMC

Sochicar


Esta Página fue Desarrollada con
el Apoyo de MSD Chile